Ir al contenido principal

Entradas

Destacado

MA-RA-CA-NA-ZO

Fue la alegría más grande. Pero viendo la cosa desde el otro lado, también fue la pena más enorme. Pero principalmente fue la prueba irrefutable de que en el fútbol no existen imposibles. Si los chicos, desheredados, pobres, miserables y desposeídos del mundo, en cualquier actividad podemos pensar en imposibles, fue gracias a esa selección celeste que se llevó el título de 1950. Ese triunfo en Brasil borró la palabra imposible del diccionario futbolero.

Últimas entradas

¿Tu equipo o tu selección?

“CONFIRMADO. MURIÓ ALAN GARCÍA”

WHITMAN, ESE MARAVILLOSO GATO.

El Eguren y La Salle. Vargas Llosa y yo.

TRES, SOLO TRES

“LAS MACHONAS JUEGAN FÚTBOL”

¿Qué leía Borges?

Y el mejor libro de fútbol es....Goles y metáforas.

NEKA, DI ESTÉFANO Y EL RESTO

GRACIAS, PROFE