enero 29, 2018

MASTURBARSE ES UN PECADO


Sí, masturbarse es un pecado.
Hace trece años tuve que realizar el obligatorio trámite de la Confirmación para casarme. En realidad pensaba hacerlo solo por civil y superar el matrimonio por iglesia, pero un día me encontré con el padre Pablo Larrán y al contarle la decisión, me dijo que definitivamente debía hacerlo también por la iglesia. En realidad el consejo sonaba más a una simpática imposición. El diálogo, en la zona de carnes del Wong del óvalo Gutiérrez, se produjo más o menos así:

enero 10, 2018

SOY MACHISTA

     ¿Cuándo dejas de ser machista? ¿Ir a las marchas #niunamenos te hace menos machista? Si pongo un tuit quejándome de la violencia contra la mujer, ¿dejo de ser machista?
      Muchos, tal vez la mayoría, hemos sido criados bajo criterios machistas. A pesar de ser una dura dirigente sindical, mi vieja me crio machista, muy machista. No solo eso. La escuela, la iglesia, los amigos y los medios de comunicación, ¡uy! los medios, hicieron lo suyo para que ese machismo se convirtiera en una sólida cultura. Pero ocurre que de pronto un día, ya mayor, te das cuenta que los conceptos que te habían dado padres, iglesia, medios, amigos y escuela, eran equivocados y los empiezas a combatir. Sin embargo no es una chamba fácil.

diciembre 30, 2017

ANALYTICAL TABLE SYSTEM (publicado en la revista @revistaideele)


           ¿Cansado de los análisis políticos, agotado de los resúmenes de fin de año, harto de que critiquen a su político favorito? No se preocupe, IDL Products le trae la solución a todos sus problemas con el Analytical table system.
            El Analytical table system le permitirá realizar el análisis político del 2017 que más le convenga. Ya no tendrá que aguantar aburridos comentarios que nadie entiende. Con el Analytical table system… ¡usted es el analista!

diciembre 19, 2017

JACINTA, NUESTRA CHOLA


La Paisana Jacinta es taxista, Álvaro González, que personifica a un borracho, para su carro. El actor, conocido también como Guayabera Sucia, asoma su cabeza por la ventana para hablar con el taxista pero ve a Jacinta y dice: “Carajo, tanto he chupado que estoy viendo a una llama manejando un carro”.

Jacinta es bruta, desdentada, huele mal. Fea, agresiva, bruta, ignorante en temas elementales. Jacinta es sucia, lisurienta y bruta. Además de desagradable, es chueca y bruta. Dije bruta, ¿no?
Si un niño de seis años, digamos, que aún no tiene una gran capacidad de reflexión, ve a la Paisana Jacinta, no tendrá ningún problema para definir a la mujer andina. ¡Pero no es para niños. Tiene que verlo con la supervisión de un adulto! Cierto, pero estamos en el Perú.
Tal vez en otro país, donde las cosas no son tan graves en cuestiones de marginación y racismo como en el nuestro, un personaje así podría pasar por una simple caricatura. Desagradable, injusta, pero como toda caricatura una exageración. Pero en el Perú, esa Sudáfrica solapada como decía el psicoanalista Max Hernández, la cosa es distinta.
Carlos Manuel Vásquez, del Comité para la Discriminación Racial de la Organización de Naciones Unidas, dijo en su momento que un programa así en otros países no duraría mucho. Pero agrega que en realidad lo que más le preocupaba era su alto rating.

¿Qué es eso señur?, dice Jacinta. El mar, le contestan. Uy, qué emoción, creo que me lo voy a cagar de la alegría. El mar parece el lago Titicaca metido en una licuadora.

noviembre 15, 2017

PERÚ AL MUNDIAL, ESA EXTRAÑA FIESTA


        Pienso, pienso, pienso. Pensar es una virtud, aunque en realidad también es un defecto. “El hombre es un Dios cuando sueña y un mendigo cuando reflexiona”, decía Hölderlin. Es cierto.
Estoy emocionado con la Selección. No lo digo mucho, siento miedo. La selección peruana es esa chica a la que siempre amaste y con la que estás pero te engaña cada vez que puede. Y siempre vuelves. Y cuesta darle otra oportunidad. No quiero que me rompa el corazón nuevamente.
Ese soy yo, pero el país lo vive de otra manera. La gente se encuentra en un estado de emoción extrema. Mis contactos jóvenes de Facebook están viviendo la mayor experiencia de sus vidas. No solo deportiva, la mejor experiencia de todas sus vidas. Están rendidos ante la selección.
En la calle, todos tienen la camiseta del Perú. La de fondo blanco, la de fondo rojo, con el Te amo Perú, pero también con nuevas frases. Camisetas flamantes pero también viejas.      

octubre 28, 2017

¿OPINIÓN PÚBLICA? ¡BAH! (Sobre el caso Pizarro)



“Pizarro no debe ser llamado a la selección”, dice la mayoría. Pero ¿es realmente importante la opinión pública?
300 años antes de Cristo, Platón ya denostaba de la opinión pública. “Es un lugar intermedio entre la ignorancia y el conocimiento”, decía. En su famoso Mito de la Caverna demostró que la mayoría ve sombras y no la realidad. Y en el caso Pizarro, al parecer, el prejuicio y la envidia han lanzado una penumbra que ha nublado la razón.

octubre 20, 2017

ESOS ÚLTIMOS MINUTOS (Perú/Colombia)

        Somos incongruentes. La vida es incongruente. Los hombres no somos planos, somos poliedros, decía Camilo José Cela. “Somos según incida el rayo de luz en un vértice. No somos planos, somos múltiples”. Y le creo. La coherencia es un maravilloso objetivo del que distamos. Unos más que otros, pero siempre distantes. Y en el fútbol somos más poliedros que nunca.
Veo los dos últimos minutos del Perú/Colombia por la eliminatoria al mundial de Rusia y quedo desconcertado. Ambos equipos acuerdan un pacto de no agresión con Radamel Falcao de intermediario. Sé que en el fútbol pasan estas cosas y que todo es legal hasta que el árbitro diga lo contrario. Por eso la mano de Maradona, la de Tulio y la de Ruidíaz, son válidas así no lo sean. Esa trampa organizada, legal, por decir algo, es parte de la esencia del fútbol. Su atractivo y gran polémica tienen que ver con eso. Un partido de fútbol no es una escuela de moral. Nos guste o no, así es. Y ni el VAR terminará con eso. Pero esa forma tan explícita de llegar a un acuerdo parece haber pasado un límite. Recuerdo el Alemania/Austria del mundial de España. Muchos lo criticamos. Y si lo hicimos en ese entonces hoy la reacción es la misma. Pero somos poliedros.