abril 29, 2016

EL DIOS DEL FÚTBOL

Todos sabemos que existe un Dios del fútbol. No tiene espacio en el santoral, nadie lo saca en procesión y no se le conoce residencia fija en la iglesia de algún pueblo, pero todos los futboleros recurrentemente “hablamos” con él.
Tampoco tiene un día especial de veneración, ni una oración determinada y no se conoce estampita alguna donde se pueda ver su figura. Que me perdonen la Virgen de Guadalupe, San Francisco de Asís y San Benito de Palermo, pero el Dios del fútbol debe ser quien cuenta con más seguidores en el planeta.
Nadie sabe nada de él, solo se conoce que anda repartiendo milagros futboleros en los 5 continentes, y que no hace distinción al momento de repartir sus regalos. Es tan generoso que beneficia de igual manera al club rico o al club pobre, al futbolista desconocido y al famoso.

abril 19, 2016

LA CHACÓN ES COMO TÚ… Y COMO MILLONES


Quería escribir algo sobre el fujimorismo, pero no salía nada. Hasta que habló la Chacón.
Me alegra que “esa que es como tú”, haya dicho que espera que el dictador Alberto Fujimori salga de la cárcel por la puerta grande porque me permite explicar claramente lo que entiendo por fujimorismo.
Decir que Fujimori saldrá por la puerta grande es desconocer que el dictador cometió delito alguno. Y no solo eso. Es decir que lo que hizo estuvo bien. O sea, que las esterilizaciones forzadas, la matanza de inocentes llevada a cabo por el grupo Colina, no respetar los Derechos Humanos, entre otras tropelías, fueron buenas.

abril 05, 2016

FUJIMORI NUNCA MÁS.


    He puesto me gusta a todos mis contactos que virtual o realmente fueron a la marcha. Me emociona saber que familiares, amigos, conocidos y alumnos tienen sensibilidad social y memoria. La marcha no fue a favor de nadie, la marcha fue para recordar el triste 5 de abril de 1992 y para decir NO al gobierno de Alberto Fujimori, el séptimo gobernante más corrupto de la historia según un informe de Transparencia Internacional realizado el 2011. 

BENGOCHEISMO

  Este artículo lo escribí cuando algunos criticaban al profe; pero nunca lo publiqué, se quedó ahí. Aquí va. La coyuntura lo exige.     Llá...