junio 27, 2011

"Se está preparado para enterrar al abuelo o al padre, pero no para ver a River en la B"

Estoy conmovido por el descenso de River. Es posible que para muchos sea una noticia más. La información que se comenta los dos minutos siguientes y listo. A otra cosa. Otros dirán que son exagerados, que es una muestra de la descomposición de la sociedad... Si usted no entiende el fútbol ni el fanatismo, no lea esto. Le parecerá una estupidez. Lo que sigue es para quienes queremos a nuestro equipo de la manera como yo quiero a Alianza. Para quienes aman a River, su descenso es la peor noticia de sus vidas. Una tragedia. Un hincha escribió en Twitter: "Se está preparado para enterrar al abuelo o al padre, pero no para ver a River en la B", y es cierto. Para muchos el equipo es lo más sagrado, lo único bueno de sus vidas. Es tu equipo quien te brinda la única posibilidad de ganar en la vida. Cuando un equipo campeona, uno se siente ganador. Uno también ha campeonado. Saca la camiseta del cajón y se la pone para ir a estudiar o simplemente para pasear por la calle. Alguna vez escuché decir a un psicoanalista que para algunos el equipo llena el espacio de los padres.
Yo lo siento así. Con una madre trabajando todo el día y un padre ausente, Alianza era como la familia que no tenía. Ir a los entrenamientos era como entrar a mi casa. Ir al estadio era lo máximo. No siento rubor al decir que mi primer amor fue Alianza. No fue Margarita, la primera a quien tomé la mano y temblorosamente acompañaba al catecismo en la iglesia San Francisco de Barranco. Tampoco Fanny, niña con nombre de lata de atún, chica a la que "amaba", la primera que me rompió el corazón. No. Mi primer amor fue Alianza. Que me perdonen mi esposa y mi hijo, pero en mi trilogía amatoria, Alianza los acompaña. Por favor no me pidan que les diga qué lugar ocupa. El amor al equipo es el único que no te falla. Cuando todos se vayan, cuando te dejen de amar, cuando te olviden, bastará con ir al estadio y ahí estará tu equipo. Formado, con los puños apretados, listos para dejar todo en la cancha. Listos para entregar lo máximo. Listos para hacerte feliz. Lamentable lo de River. Una tragedia. La peor tragedia para quien ama al fútbol. Aquí algunos comentarios de los hinchas de River tras el descenso de su equipo: "Como Maradona, siento que me han cortado las piernas. Me siento arrasado". Relator de radio Mitre: “Los que gobernaron River son unos hijos de puta. Chúpenme los huevos”. El "Ogro" Fabbiani: “Muerto en vida. Perdón por el fracaso. Yo también soy parte de esto”. "Estoy muerto en vida. Quisiera dormirme y despertar ya en el 2017". " Y ahora qué hacemos". "Lo peor está por venir. La cargada del lunes". "Vamos a la B, que es el único campeonato que nos falta ganar". "River, gracias por tantas alegrías. Te banco a muerte". "El día más triste de mi vida después de aquel en que mi viejo se fue al cielo... El dolor de ver la tristeza en la carita de mi hijo, compañero de emociones... Mi arenga que no surte efecto: Vamos a festejar muchas más cosas, hijo. Sí, papá, pero ahora tenemos que jugar en la "B", lo iremos a ver contra Instituto??? Demasiado dolor…".

2 comentarios:

noseasloco dijo...

no me puedo imaginar cómo me sentiría si Alianza baja a segunda división... sé por historia que ya ha descendido en una oportunidad, pero eran otras épocas, otro fútbol... ojalá no me toque ser testigo de algo así.

y te dejo con esta frase: "no siempre podrás ser correspondido en el amor, pero siempre podrás gritar un gol de Alianza"

travikaperu@hotmail.com dijo...

senti un sabor amargo y ese nudo en la garaganta pero al final se lo dije: "DE ARGENTINA SOY HINCHA DE RIVER. A MI HIJO QUERÍA PONERLE D'ALESSANDRO... COMO AQUÉL JUGADOR". el llanto de esos hinchas tal vez eran mi recuerdo de alegrías cuando le ganaban a Boca (al que le tengo bronca desde que le ganó a Cristal, mi equipo, en Lima). PARA MI RIVER ES COMO CRISTAL, LA ALEGRÍA DE MI VIDA.