marzo 25, 2021

ANTE LA CRISIS QUE OCASIONÓ LA PANDEMIA, SEXUALICEMOS LA ECONOMÍA

    Nada funcionó. 
    Desde el mercantilismo hasta el liberalismo, pasando por las ideas de Adam Smith, Hernán Büchi, los Chicago Boys y la heterodoxia de Carbonetto, ninguna de las propuestas económicas que emprendieron nuestros entusiastas políticos ha funcionado. NINGUNA. En tiempos de crisis como los que vivimos, tal vez haya llegado el momento de buscar formas no convencionales para enriquecer nuestro cada vez famélico erario. No sé si las siguientes propuestas serán efectivas, pero, ahora lo verán, por lo menos nos divertiremos. 
    Por supuesto que estas ideas no son mías, no me da para tanto, las he tomado de la sabiduría ancestral de pueblos que supieron aplicar recetas que sí les sirvieron. A la gente del BCR y del Ministerio de Economía les sugiero tomar nota. Total, se ha escuchado tanta sandez que una más no hace nada y de paso la pasaremos bien. 

Propuesta 1: 
Padres fértiles a tajo abierto 
    
    El pueblo baganda, grupo étnico ubicado entre los territorios de Uganda y Tanzania, basa su economía en la agricultura y especialmente en la producción de plátanos. Ellos aseguran que para tener un buen año productivo los árboles de plátano, y en general todos los campos, deben ser bendecidos por las parejas fértiles del grupo. O sea, una persona que tiene mellizos o muchos hijos, influye en el árbol o sembríos porque “contagia” su fertilidad. Explica el antropólogo James Frazer que muchos pueblos primitivos creen en la llamada “magia contaminante”, que no es otra cosa que contagiarle atributos a algo o alguien. Así lo cuenta en su Rama Dorada: 

 “Poco tiempo después del nacimiento de los mellizos hacen una ceremonia cuya intención claramente es transmitir a los plátanos la virtud reproductiva de los padres: la madre se tiende boca arriba en la tupida hierba cerca de la casa y se pone una flor de plátano entre los muslos; hecho esto, llega el marido y tira la flor de un golpe con su miembro genital. Más adelante, los padres van por la región, bailando en los huertos de las amistades a quienes quieren favorecer, con el indudable propósito de inducir a los platanales a dar más frutos”. 

    Y listo. 
    Si entendemos que la exportación de minerales es nuestra principal fuente de ingresos, es momento de hacer un llamado a los fértiles padres peruanos para que apliquen el método baganda en cuanto socavón o tajo abierto encuentren. 

Propuesta 2: 
Las Cucardas y el 5 y medio.

    Solón solo pudo ingresar al selecto grupo de sabios de la Antigüedad luego de haber superado la gran crisis económica y social que sufría Atenas. Para lograr sus objetivos instauró una democracia moderada y una efectiva reforma monetaria. Un aspecto que poco se resalta de su política es que gran parte de sus logros se los debe a las profesionales del sexo. 
    Cuando Atenas se encontraba en la más profunda de sus crisis, Solón observó que el único negocio que funcionaba era el de la prostitución. Cansado de escuchar a sus expertos en economía, que antes como hoy muchas veces dicen poco, decidió convertir a estas muchachas en el eje de su aparato productivo. Ante el asombro y el escándalo de los especialistas, habló con las delegadas y les explicó que solo con su ayuda Atenas podría salir adelante. Luego de varias reuniones, las prostitutas de la ciudad decidieron dejar a un lado intereses particulares y aceptaron formar una original sociedad que, con el auspicio del gobierno, abrió una cadena de casas de citas. Fue tanto el éxito de los dicteriones, así se llamaban, que muchos particulares pidieron entrar al negocio. 
    Partiendo de la lógica de Solón, propongo que se formalice el comercio sexual y que no solo se le dé a las trabajadoras del placer los beneficios que cualquier trabajador merece, sino que se fomente el sexo, que le vendría muy bien a tanto estresado, especialmente en el campo de la política. Tomando las precauciones sanitarias del caso, por supuesto. 
    Si en los 70 la alternativa era nacionalizar y en los 90 privatizar, quién le dice que estos tiempos de pandemia nos lleven a sexualizar la economía. 
    Ni los jóvenes turcos se atrevieron a tanto.

No hay comentarios.:

ANTE LA CRISIS QUE OCASIONÓ LA PANDEMIA, SEXUALICEMOS LA ECONOMÍA

     Nada funcionó.       Desde el mercantilismo hasta el liberalismo, pasando por las ideas de Adam Smith, Hernán Büchi, los Chicago Boys y...