junio 15, 2014

AY, EL COMERCIO

 


    En su edición del sábado 14 de junio, en la página A2 se publica una entrevista a la alcaldesa Susana Villarán. En un titular pone: "Es cierto el descuido del Centro de Lima". Al ver que la frase viene entrecomillada, supongo, y no he tenido que seguir una maestría para saberlo, que se trata de una declaración literal. Acostumbrado a que los medios manipulen, veo la entrevista para confirmar una declaración que de plano me parece una interesante confesión de parte. Sin embargo, cuando leo la entrevista descubro que no es así. Lo que dice en realidad es: "En el momento de estabilización de La Parada, hecha con serenos de Lima, es cierto que se produce un cierto descuido del centro". Creo que el lector tampoco necesitará de un post grado para entender que hay una grosera omisión que distorsiona la información. Sin embargo, explico.




    En primer lugar, El Comercio saca la declaración de un contexto determinado. Dice Villarán que hay un cierto descuido, pero debido a la estabilización de La Parada, es decir, solo por ese momento. Y no lo pongo entrecomillado porque estoy explicando y no es literal. Sin embargo, El Comercio omite el contexto y pone la frase descontextualizada: error 1. Error 2: Al momento de reproducir la frase de la alcaldesa excluye una palabra fundamental para entenderla. La declaración original dice : "Es cierto que se produce un CIERTO descuido del centro" y se cambia por: "es cierto el descuido en el Centro de Lima". Es fácil entender que la palabra cierto, cambia totalmente el sentido de la frase.
    Seguro dirán que se les pasó, que no hubo la intención y que blablabla. No es la primera vez que ocurre y ya no tengo esperanzas de que sea la última. Ojalá me equivoque y volvamos a leer El Comercio con placer y no con vergüenza.

No hay comentarios.:

BENGOCHEISMO

  Este artículo lo escribí cuando algunos criticaban al profe; pero nunca lo publiqué, se quedó ahí. Aquí va. La coyuntura lo exige.     Llá...