febrero 14, 2017

NERUDA Y EL AMOR

Día del amor. Mientras algunos recomiendan “telos”  y similares, cosa que siempre viene bien, yo elijo algunos versos del más grande: Pablo Neruda. 
Amo a Neruda. Cuando vi Il postino me emocioné hasta el absurdo. Gracias a dios aún puedo conmoverme de esa manera. Me estremeció la relación del poeta con el cándido cartero Mario Ruoppolo. Pero en realidad esto no se trata de la película, se trata de Neruda y principalmente de su amor por Matilde. Me asombra ese cariño que sumado a su talento fue la base de su obra. Qué maravilloso que el amor por alguien se pueda transformar en una obra de arte. Matilde fue su gran musa. Frente al amor de Neruda, que huérfanos quedamos el resto de amantes. Qué humillados nos dejas Pablo.
Aquí lo que Neruda le dice a su esposa en el Poema 8:

“En mi tierra desierta eres tú la última rosa”.

Fabuloso.


Leo Veinte poemas de amor y una canción desesperada y entiendo que parte de ese raro sentimiento que es el amor, se convierta en una gran tristeza ante la ausencia del otro. Pobre de aquel que amó y no sintió morirse cuando estuvo alejado de su pareja. No sé si será bueno o malo pero amar incondicionalmente, ciegamente, tiene su encanto.

Neruda, Poema 10:

“¿Por qué se me vendrá todo el amor de golpe
cuando me siento triste, y te siento lejana?”.

Qué viva el amor… qué viva. Neruda, Poema 13:

“He ido marcando con cruces de fuego
el atlas blanco de tu cuerpo.
Mi boca era una araña que cruzaba escondiéndose.
En ti, detrás de ti, temerosa, sedienta”.

Pablo Neruda le agradece su amor a Matilde Urrutia. Ningún amor es fácil. Poema 14:

“Cuánto te habrá dolido acostumbrarte a mí,
a mi alma sola y salvaje, a mi nombre que todos ahuyentan”.

Y cierro con esta maravillosa metáfora. No encuentro una más bella en toda la literatura. Por supuesto que las habrá, pero no las encuentro. A pesar de todo, de los desencuentros, de la indiferencia, del miedo, del abandono, del alma desahuciada al final de la jornada, qué viva el amor.

Neruda, Poema 14:

“Te traeré de las montañas flores alegres, copihues,
avellanas oscuras, y cestas silvestres de besos.
Quiero hacer contigo
lo que la primavera hace con los cerezos”.

Maravilloso.

Feliz día del amor, como quiera que sientan que deba celebrarse.

No hay comentarios.: