noviembre 28, 2016

Gracias Oliver Stone

Una buena película es como un buen libro. Una buena película, he dicho, no las que dan en la TV abierta, que suelen ser bodrios. Que estupidizan. Que vuelven idiota a la gente. Ese cine, el bueno, nos puede servir como herramienta para entender en algo este podrido mundo. No se trata de hacer una lista de las películas que son buenas o malas, simplemente quiero poner un monólogo que me impactó. En Wall Street, Michael Douglas realiza una fantástica reflexión que describe la sociedad capitalista en pleno. Toda, en su terrible obscenidad. Señores, aquí el capitalismo. Adam Smith tenía razón, la codicia es buena:

“El caso es, damas y caballeros, que la codicia, a falta de una palabra mejor, es buena. La codicia es apropiada. La codicia funciona. La codicia clarifica, penetra y captura la esencia del espíritu evolutivo. La codicia, en todas sus formas, la codicia por la vida, por el dinero, por el amor, por el conocimiento, ha marcado el impulso hacia arriba para la humanidad, y la codicia… recuerden mis palabras, salvará a esa corporación con tantas fallas, llamada Estados Unidos... Usted no sea generoso, solo piense en sí mismo, lo que va a hacer de usted algo o alguien en este mundo va a ser el dinero. Cuanto más dinero tenga más va a ser... El uno por ciento de este país posee la mitad de toda su riqueza. Cinco trillones de dólares. Un tercio de eso viene de arduo trabajo, dos tercios vienen de herencias, interés tras interés acumulándose para viudas e hijos idiotas. Y lo que yo hago, acciones y especulación de bienes raíces, es basura. Tienes 90 por ciento del público americano con poco o nada de valor neto. Yo no creo nada. Yo poseo. Nosotros hacemos las reglas, amigo. Noticias, guerra, paz, hambre, revueltas y el precio de los sujetapapeles. Sacamos al conejo del sombrero y todos se preguntan cómo lo hicimos. No serás tan ingenuo para pensar que vivimos en una democracia, ¿o sí, Buddy?"


No hay comentarios.: