junio 23, 2016

LOS HIJOS

(Don José de San Martín, Hernán Casciari y yo reflexionamos sobre los hijos)


Adriano tiene tres años. Me agarra la mano fuerte para cruzar por un camino muy estrecho. No hay nada en el mundo que le dé más seguridad que mi mano. Sin embargo, por más cuidado que tome, en algún momento cruzará complicados caminos y se caerá. Y llorará. Y yo junto a él. Es inevitable. Golpearse es parte de la vida.
Creo que nunca un hijo tiene tanta confianza en su padre, en sus padres, como en estos primeros años. Confianza natural, única, irrepetible. Confianza animal. La misma que el lobato tiene por el lobo. Luego el chico crece y viene la conciencia, la cultura, los amigos, y todo es distinto. No digo mejor ni peor, simplemente distinto. Es la ley de vida como dicen los antiguos.
Todos queremos proteger al máximo a nuestros hijos. Y a veces exageramos. El ejemplo más claro es el de Suddhodana, papá de Buda. Cuenta la leyenda que a su hijo le construyó un hermoso lugar donde se habían proscrito todos los males del hombre. En Kapilavastu, todo era bondad, todo era perfección y hasta los 16 años, Buda pensó que todo el mundo era así. Pero finalmente la curiosidad juvenil fue más fuerte que los cuidados del padre y un día saltó el muro que aislaba la ciudad y se encontró con la vida real. Y se topó con la dura realidad y ocurrió lo que los budistas llaman su despertar. Esa es otra historia.

junio 17, 2016

EL FÚTBOL ES MENTIR

“El fútbol es arte de engañar espontánea e imprevistamente”
Dante Panzeri


El fútbol se trata de mentir. Gana el que más miente, el que más engaña. Por supuesto que si el árbitro se da cuenta tienes que asumir las consecuencias, de lo contrario, es legal. Esa es la naturaleza del fútbol. Un quiebre o regate es decir con el cuerpo que irás para un lado y terminas yendo para el otro. Pelé, Maradona, Cubillas y principalmente Garrincha, fueron grandes mentirosos. Dante Panzeri definía al fútbol como la dinámica de lo impensado. Es el arte de engañar, decía el mejor periodista argentino de la historia. Y le creo.
Decía Sabato, en Sobre Héroes y Tumbas, que la verdad estaba bien en matemáticas, en química o filosofía, pero no en la vida donde es más importante la ilusión, la imaginación, el deseo, la esperanza. En la Grecia clásica la mentira fue censurada pero sin embargo considerada una estrategia válida para vivir. En La verdad de las mentiras, Vargas Llosa dice que los hombres no solo vivimos de verdades, también necesitamos mentiras que terminamos encontrando en la literatura. Y en el fútbol diría yo.

junio 09, 2016

¡QUÉ EMPIECE LA FIESTA!



Sonaly es todo un fenómeno abrumador en el interior pero desconocido en Lima. Por increíble que parezca, varias fiestas patronales alteraron su horario para ajustarlo a su llegada. Por supuesto que ella no tiene nada que ver con eso pues su modestia, inversamente proporcional a su estatura, le impide adoptar las formas de las star sistem. Y tendría razón para sentirse una de ellas pues ni Gisela, ni la Barbosa, ni siquiera las pulposas vedettes nacionales o extranjeras que pululan por nuestra pantalla, pueden competir con ella.
Quienes han analizado el fenómeno de Costumbres, creen que el mérito del programa es haberle dado espacio a lugares históricamente postergados. Tal vez para aquellos verse en pantalla sea sentirse parte de ese país que siempre les dio la espalda.