julio 20, 2011

San Telmo y Mafalda




Buenos Aires, Julio, 2011.


Una de las cosas que más esperamos en este viaje es el domingo en la feria de San Telmo. La última vez que estuvimos la recordamos de manera especial porque la pasamos bien. Terminamos bailando.

La feria de San Telmo empieza en La Plaza de Mayo, en una calle llamada Defensa. Ahí se inicia una singular exposición de productos de todo tipo. Desde llaveros, pasando por mates con yerba, hasta las antigüedades más insólitas.

Mucho frío. 3 grados pero la sensación térmica es de 1. No tener guantes en Buenos Aires es un despropósito. Plaza de Mayo, me compro unos. Como siempre complicado para estas cosas. Luego de ver varias opciones decido. Están bien.

Entramos a Defensa y no lo puedo evitar. Me compro un gorro. Aquí soy más complicado aún. Sin embargo resigno la estética y compro. No se puede. Buenos Aires es muy frío. Ahora sí. Caminemos. Cabeza y manos abrigadas.

La oferta es interminable. Las caras también. Aunque básicamente es gente del interior del país. Intuyo que hay algunos peruanos. También encontramos brasileños, muchos brasileños.

Todo el camino te ofrecen café y pan relleno. No sabemos qué es pan relleno. Estamos cuidándonos con la comida y nos quedamos con la duda. Al mediodía cambiamos plata y nos metemos a comer por ahí. ¿De qué tienes ganas. Pastas, carnes, pizza? ¿La pizza es pasta? No me parece. Mi esposa, como siempre, me dice que no tiene problemas.

Mimos, cantantes, bailarines. Orquestas enteras de tango. Un viejito vestido de Gardel calienta la garganta. Un títere y su titiritero vestidos idénticamente, congregan a mucha gente. Son los mismos que grabé hace 4 años. Sí. La marioneta interpreta a un tipo que se emborracha para tratar de olvidar a la novia. Mientras de fondo, un tango cuenta su triste historia.

Uno de los objetivos de este viaje es ver la estatua de Mafalda. Nos han dicho que está por acá. El primer día que llegamos la buscamos. No la encontramos. ¿Se la habrán robado? En Lima se robaron los bustos de Héctor Lavoe y Lucho Barrios. Por aquí podría ocurrir lo mismo. Ojalá la encontremos.

Escuchamos música. Es una batucada. Los brasileños han tomado la calle. Empezó la fiesta. Hoy juegan con Venezuela. Seguro ganan. Seguimos a los cariocas. La gente baila. Nosotros también lo hacemos. Aunque de lejos. Seguimos un rato al grupo. Les damos unos pesos. Están chambeando.

Caminamos. Las ofertas continúan. De pronto en una banquita encontramos a Mafalda. Así, como si nos estuviera esperando. Es hermosa. Simple pero hermosa. No se la robaron. Nos tomamos las fotos de rigor. Sola, con cada uno, con los dos.

Amo a Mafalda. No sé cuándo la leí por primera vez. Aunque amo la Argentina, no fui consumidor de El Gráfico ni Billiken. Tampoco de Mafalda. No, no se podía. Tal vez fue en la casa de mi tía. Tal vez mi primo fue el que me la enseñó por primera vez. Al comienzo me pareció demasiado snob. Me parecía una pose citar a Mafalda. No me gustaba. Era como de chicos creídos. Luego le encontré el gusto. No sé pero es muy lindo este “encuentro” con Mafalda. Creo que de alguna manera resume la argentinidad.

Avanzamos. Sigue la oferta. Compramos un obelisquito, imanes para la refrigeradora, una carterita para mamá. Un portarretratos. Un mate con yerba. Vamos a matear, ¿si? Claro.

Pasa otra batucada. No, ahora son los uruguayos. Es candombe. Muy bonito también. Me gustan los uruguayos. Me encanta Montevideo. Sin embargo aquí prefiero a los brasileños.

La Plaza Dorrego es el epicentro de San Telmo. Aquí están todos los anticuarios. Hay sifones de colección, discos antiguos, publicidades muy viejas, fotos, reliquias de todo tipo. Tengo hambre, ya es tarde.

Nos vamos. Son como las seis. Aún no hemos almorzado. Sigue la oferta de pan relleno pero no cedemos. Tengo hambre. Lógico. Decidido. Hoy somos el Palacio de la Papa Frita. Vamos al que queda en Lavalle. Ya tenemos la foto con Mafalda.

Retomamos Defensa. De fondo suena la batucada. Los brasileños son incansables. Su equipo ha perdido, no importa, ellos siguen la fiesta. Finalmente Charlie, parece que la alegría es solo brasileña.



Algunas frases de Mafalda:

"Qué tranquilidad reinaría hoy en este mundo si Marx no hubiera tomado la sopa".

"Y al final, ¿cómo es la cosa? ¿Uno lleva la vida por delante o la vida se lleva por delante a uno?".

(Refiriéndose a la cachiporra policial) "¿Ves? Éste es el palito de abollar ideologías".

"¡Y todo porque los hijos nacemos cuando los padres ya coparon el poder en el hogar!".

(Buscando algo bueno en la TV) "¡Nada!... ¡En todos hay televisión!".

"Si él dijera que es buena... acá dirían que es mala y la prohibirían. ¡¿Por qué ese cretino de Fidel Castro no dice que la sopa es buena?!".

(Rezando) "Y que nunca seamos el jamón del sándwich internacional".

"¡Sonamos, muchachos! ¡Resulta que si uno no se apura a cambiar el mundo, después es el mundo el que lo cambia a uno!".

"¿Por dónde hay que empujar este país para llevarlo adelante?".

"Si vivir es durar, prefiero una canción de los Beatles a un Long Play de los Boston Pops".

"El mundo está enfermo, le duele el Asia".

"¿No será acaso que esta vida moderna está teniendo más de moderna que de vida?".

"¿Y si en vez de planear tanto voláramos un poco más alto?".

"Dicen que el hombre es un animal de costumbres, más bien de costumbre el hombre es un animal".

"Como siempre: lo Urgente no deja tiempo para lo Importante".

"¿No sería más progresista preguntar dónde vamos a seguir, en vez de dónde vamos a parar?".

"En este mundo cada quién tiene su pequeña o gran preocupación".

"No es cierto que todo tiempo pasado fue mejor. Lo que pasaba era que los que estaban peor todavía no se habían dado cuenta".

"Hoy entré al mundo por la puerta trasera".

"Una cosa es un país independiente y otra un país in the pendiente".

"A fin de cuentas, la humanidad no es nada más que un sándwich de carne entre el cielo y la tierra".

(Leyendo un libro) "Debes seguir siempre la senda de bien. Lógico... ¡Con el embotellamiento que debe haber en la autopista del mal!".

"¿Cómo habrá sido el asunto? ¿Las dos cosas serán obras de un mismo sádico? ¿O por puro gusto de fastidiar en equipo, un cretino inventó la cuchara y ahí nomás a otro depravado se le ocurrió la sopa?".

(Mirando a la Luna) "¡Pobre! ¡Pensar que sólo sos el felpudo de la entrada al universo!".

"¿Y por qué habiendo mundos más desarrollados, yo tenía que nacer en éste?".

(Mirando un calendario) "Éste no hace más que comer tiempo y cada día está más flaco".

"Señor Secretario de la ONU: Ya que en Washington y París es de día... mientras que en Moscú y Pekín es de noche... ¿no cree entonces que lo que divide al mundo no es la política, sino la cama?".

"Todos creemos en el país, lo que no se sabe es si a esta altura el país cree en nosotros".

"La vida es linda, lo malo es que muchos confunden LINDO con FÁCIL".

(Rezando) "Está bien que nos hayas hecho de barro, pero ¿por qué no nos sacás un poquito del pantano?".

"El verdadero fin de la política es hacer cómoda la existencia y felices a los pueblos (Rosseau). Se nota, se nota. El hombre sincero tiene derecho al error (Martí). Debemos tener una población sincerísima, entonces. La libertad existe sólo en la tierra de los sueños (Schiller). ¡Y después soy yo la pesimista!".

"Cuando sea grande voy a trabajar de intérprete en la ONU y cuando un delegado le diga a otro que su país es un asco yo voy a traducir que su país es un encanto y, claro, nadie podrá pelearse. ¡Y se acabarán los líos y las guerras y el mundo estará a salvo!".

"Nunca falta alguien que sobra".

"Lo malo de la gran familia humana es que todos quieren ser el padre".

(Mostrándole una maqueta de la Tierra a un oso de felpa) "Mirá, esto es el mundo, ¿ves? ¿Sabés por qué es lindo este mundo? ¿Eh? Porque es una maqueta, el original es un desastre".

"La sopa es a la niñez lo que el comunismo a la democracia".

"Algún día me sentaré a analizar quién me enferma más: si Susanita o la sopa".

"Claro, el problema de ser presidente es que si uno se pone a resolver problemas de Estado, no le queda tiempo para gobernar".

(Escribiendo) "Mi mamá me mima. Amo a mi mamá. (Huele en el aire el olor a sopa) ¡Mamá, o vos dejás de preparar sopa, o yo dejo de escribir hipocresías".

"Paren al mundo, que me quiero bajar".

 Citas tomadas de http://es.wikiquote.org/wiki/Mafalda

No hay comentarios.: