mayo 11, 2011

1, 2 , 3 ¿periodismo?


  1
Semana de clásico post electoral. Aunque se descuenta un estadio lleno, los medios deportivos no venden lo que quisieran. “El sida y el cáncer” se llevan toda la información. A un genio del diario Líbero se le ocurre un titular que le asegure las ventas. En todo lo largo y ancho de la portada se ve al ex futbolista Esidio con los brazos estirados y el pecho partido por los colores de los clásicos rivales. Y titulan: JUEGA EL CLÁSICO DE SU VIDA.  Según Líbero, el jugador brasileño le contó que su enfermedad se encontraba en fase terminal y que “su misión en la vida estaba por terminar”.
Al día siguiente la noticia es desmentida. Clementina Carrasco, abogada del ex jugador dice: "Me he comunicado con Eduardo y me ha dicho que no ha dado declaraciones. Él se encuentra MUY BIEN y está trabajando en un proyecto deportivo dirigido a los niños, que será canalizado a través de las municipalidades”.
Líbero mintió, calumnio, difamó y no pasó nada.



2
Un camarógrafo de América TV graba sin autorización una conversación entre el futbolista Leandro Fleitas y un asistente técnico de su equipo. En ella se escucha que el aliancista habla mal, muy mal, de su colega Álvarez de Universitario de Deportes. América Televisión difunde las declaraciones luego del cacareo respectivo en titulares. Era la semana del mismo clásico y nadie se interesaba por el partido. “La declaración se emitió porque había que vender el clásico”, dice Erick Osores justificando el hecho.
Producto de esto los periódicos y los canales de TV hablan de los insultos de Fleitas a Álvarez.
Nunca se ofrecieron declaraciones y por supuesto nunca se autorizó su emisión. Pero eso no importa. Así es la prensa peruana.


3
Una vez más, como si fuera el pan mediático de cada día, Magaly TV promociona un “ampay”. Según se sabe, en él se verá a dos futbolistas saliendo de una discoteca de ambiente en compañía de dos travestis. Durante el tiempo que hay entre promoción y emisión, los medios especulan con la identidad de los jugadores. El Bocón, Ajá y Ojo, curiosamente de la misma casa editora, especulan con los nombres. No lo dicen con todas su letras pero si con las suficientes para que no queden dudas. Antes de que Magaly emita el video ellos lanzan la noticia a nivel nacional. Y por supuesto la comenta todo el mundo. “Futbolistas viven la vida loca”, “Futbolistas chimbombos”, “Peloteros patean con los dos pies”. Antes de pasar el “ampay” la propia Magaly desmiente la información de los medios. “Yo no he dicho absolutamente nada. Por lo general no hablo de un destape por adelantado”.
La noticia es falsa. Una vez más los medios difamaron, calumniaron, mintieron y no pasó nada. Así es la prensa peruana.
*
En los ochenta nos escandalizamos cuando se publicó que una persona había sido asesinada por el terrorismo. Diez años después tenían que morir más de una docena para que fuera noticia de primera plana. Que mueran cinco no sorprendía a nadie. Y así la muerte, el espanto y el terror se convirtió en algo normal. Y esa fue la peor noticia.
Si un día el abuso, el exceso y la mentira dejan de sorprendernos, simplemente habremos tocado fondo. “Es que el mundo es así y no va a cambiar”, me dice un colega por Twitter.  Creo que fue Chomsky el que lo dijo, si no hacemos nada para que el mundo cambie, estamos garantizando que todo seguirá igual. El día que piense que las cosas ya no pueden cambiarse, métanme un alfiler en el ojo. Seguro que ya no lo sentiré. Seré un cadáver.

No hay comentarios.: