mayo 27, 2011

El nuevo periodismo peruano


“Un periodista debe ser honesto, ético. Hay que recordar que más allá de lo que nos han dicho, en realidad nuestro trabajo es un servicio público” Se lo digo a mis alumnos todos los días en los tres lugares que enseño, pero la realidad me golpea la crisma. Periódicos, canales y radios me escupen a la cara y me dejan mal parado. Leo, escucho y veo a mis colegas, y siento que mis palabras no tienen nada que ver con la realidad. Que la honestidad, la ética y las buenas maneras, son palabras que no conjugan con el periodista moderno.
Hace 13 años que enseño periodismo y, aunque al comienzo mis clases incidían en el dominio de los instrumentos y las técnicas, en la última década descubrí que la base de todo es la ética. Sin ética no hay nada. Los científicos tienen ética, los médicos tienen ética, los abogados, economistas y gasfiteros tienen ética. Hasta los delincuentes tienen ética. Siempre les cuento a mis alumnos una escena de la película “Carlitos Way”, en donde Al Pacino está bailando con su novia, la despampanante Penélope Ann Miller. Bailan pero Carlito Brigante no es buen bailarín y ella como que se queda con las ganas de una buena rumba. Terminan la pieza, se sientan y otro mafioso saca a bailar a la novia de Carlito. Lo hacen bien, tan bien, que a cualquiera le darían celos. Y los celos en un mafioso pueden ser mortales. Un amigo se acerca y le dice a Carlito si no le dan celos, si no se preocupa. ¡No! Él sabe lo que puede y no puede hacer. Entre nosotros hay códigos.

mayo 26, 2011

Ex defensora del Pueblo pide que no vuelvan ciertas prácticas políticas

Este audio es de una entrevista realizada en RPP a Beatriz Merino. La ex defensora del Pueblo pide que no vuelvan ciertas prácticas políticas. Nos aunamos a su pedido. Los audios son de la corresponsalía que realizo a Radio América de Washington.




mayo 18, 2011

Mi cajón de juguetes

Este escrito es sobre uno de los momentos más terribles de mi vida: el día que botaron mi cajón de juguetes.
1978. Estaba en segundo de media, pero hacía cuatro que estaba en el José María Eguren y teniendo que estar a punto de salir de la secundaria, en realidad aún me costaba entrar. Era casi el final del año y según mis cálculos llevaría tres cursos a marzo. Pero pasaría. Finalmente, al segundo intento pasaría a tercero.
Fue un año intenso. Había cumplido dieciséis, me había enamorado locamente de Carmen, una amiga de mi hermana que trabajaba como vendedora de zapatos en Far West, hay que decirlo, una de las tiendas más importantes de la época.
Y me enamoré y en pocos meses Carmen salió embarazada. Era cinco años mayor que yo, pero igual de inconsciente. Producto de esa inconsciencia nació el Cholo, lo más importante que me pasó en la vida.

Nació mi hijo y casi al mismo tiempo “murió” mi vieja. Yo era la esperanza de vida de mi vieja. Alguna vez, cuando aún era niño, me confesó su sueño. “Pido un préstamo, compramos un carro y lo taxeas”. Los horizontes, sueños, deseos de mi vieja eran limitados. Era tan humilde que su sueño máximo era que fuera taxista. Luego de ser empleada del hogar, fue auxiliar de enfermería. Trabajó toda su vida en el Hospital del Niño. Y claro que alguna vez me dijo que quería que fuera médico. Pero era como aquellos planes que haces si te sacas La Tinka. Era un sueño muy, muy lejano.




mayo 11, 2011

1, 2 , 3 ¿periodismo?


  1
Semana de clásico post electoral. Aunque se descuenta un estadio lleno, los medios deportivos no venden lo que quisieran. “El sida y el cáncer” se llevan toda la información. A un genio del diario Líbero se le ocurre un titular que le asegure las ventas. En todo lo largo y ancho de la portada se ve al ex futbolista Esidio con los brazos estirados y el pecho partido por los colores de los clásicos rivales. Y titulan: JUEGA EL CLÁSICO DE SU VIDA.  Según Líbero, el jugador brasileño le contó que su enfermedad se encontraba en fase terminal y que “su misión en la vida estaba por terminar”.
Al día siguiente la noticia es desmentida. Clementina Carrasco, abogada del ex jugador dice: "Me he comunicado con Eduardo y me ha dicho que no ha dado declaraciones. Él se encuentra MUY BIEN y está trabajando en un proyecto deportivo dirigido a los niños, que será canalizado a través de las municipalidades”.
Líbero mintió, calumnio, difamó y no pasó nada.



mayo 04, 2011

La música de mi vieja


Tal vez el único vicio que me queda es la melomanía. Lo mejor es que no te deja sentimiento de culpa por más que te apliques una enorme dosis.
La radio debe ser el artefacto con el que más me identifico. Hasta ahora mi esposa se sorprende por la facilidad con la que cada tanto me compro un aparato. Hace algún tiempo vi uno muy antiguo en el mercado de Magdalena. Era de esos de hermosas perillas y tubos que calentar. En cualquier momento voy y lo compro. Hace tres meses, también en ese mercado, compré una hermosa radio de cuatro bandas que me acompaña cuando juego Play. Hace un mes o algo así, me compré un MP3 con el que salgo a correr. ¡Qué invento el MP3!
¿Y de dónde vendrá todo esto?
Nunca lo pensé así pero mi vieja fue la primera melómana de la familia. De nuestra pequeña familia de dos.