diciembre 26, 2018

GRACIAS, PROFE


     Cada uno recuerda la parte de la película con la que más se identifica. O la que más le conviene. O simplemente la que entiende. De El Padrino I algunos recordarán la escena de la cabeza del caballo favorito en la cama del productor de cine; otros, la del asesinato de Sony, y habrá los que elijan la escena de la cita con el policía corrupto en el restaurante y el gran tiroteo. Finalmente es un tema de sensibilidad, historia, gusto, placer. Paladar, le dicen algunos. En la historia que acaba de terminar con Bengoechea, yo escojo los momentos alegres, que por supuesto los hubo. Aquellos en los que nos mostramos como un grupo sólido, con un objetivo claro. Pasarán los años y no podré olvidar aquel partido con la San Martín. No recuerdo haber gozado tanto en un estadio como aquella vez. Centro de Duclós, sí de Duclós, gol de Godoy. Qué felices fuimos ese día. Meses después, campeones nacionales.

diciembre 14, 2018

Alianza, claro que se puede.


         Claro que se puede. Sí se puede. Perder y ganar, eh. Así es el fútbol y no estoy diciendo nada nuevo. 
Analizar un partido es muy difícil porque termina siendo una subjetividad. El corazón le va ganando a la razón y cada uno termina viendo el encuentro que quiere. Claro que no siempre es así. De vez en cuando algún analista imparcial te termina explicando lo inexplicable, pero por lo general la mayoría termina mezclando los deseos con el análisis.

diciembre 10, 2018

FUE GOL, PERO ESTAMOS EN LA FINAL


     Fue gol el de Christofer González. No hay dudas. No hay polémica. De igual forma fue gol el que hizo Gallas y permitió a Francia clasificar al mundial de Sudáfrica. Fue gol a pesar de que Thierry Henry le dio un pase acomodándose la pelota con la mano. De la misma manera fue gol el de Ruidíaz a Brasil en la Copa América Centenario 2016. Fue un gol que gritamos todos a pesar de haberlo hecho con la mano. Casos parecidos hay cientos.
     Todos fueron errores arbitrales. Y así es el fútbol. Clubes y selecciones de todo el mundo, incluido Melgar, por supuesto, tienen un gran archivo de goles de este tipo. En algunos casos fueron decisiones que los beneficiaron y en otros no. Es hipócrita quejarse por una mala decisión arbitral. Te puede doler, puede ser injusto, pero no hay club en el mundo que no haya sacado provecho de estas circunstancias.