febrero 27, 2018

LOS ENTREVISTADORES QUE ME GUSTAN Y EL TEST DE PROUST

No hay género que disfrute más que la entrevista. Lamentablemente son pocos los buenos entrevistadores que tenemos. Y peor aun, no hay muchos programas de entrevistas. La buena entrevista es como un libro, te hace pensar, estar atento, vincular temas. Y ese debe ser el problema. Nuestra pésima educación, que plantea la repetición y la paporreteada como norma, dentro de un clima de total sometimiento, ha dejado en un rincón al pensamiento. Pensar está proscrito. Tal vez por eso la escasez del género. Tal vez.

febrero 21, 2018

SERÁ PARA LA PRÓXIMA, DANIEL

      Hacer un programa con Daniel fue una asignatura pendiente.

      El Bocón fue el fenómeno del periodismo en los años 90. En realidad fue el gran acontecimiento comunicativo de aquellos tiempos. Los que hacíamos periodismo y teníamos pretensiones de hacer algo original miramos con mucho entusiasmo su aparición. Aún conservo la edición 1 que fui a comprar con mi pequeño hijo. 
     Eran inicios de los 90 y junto a Guillermo y Roberto teníamos un programa en canal 7. Tal vez era que solo existieran 5 opciones televisivas, o que no hubiera cable, o a lo mejor que hacíamos algo bueno; la verdad, creo que fueron las tres cosas. Lo cierto y contundente era que gozábamos de gran sintonía. Todo el mundo nos veía y por eso no tuvimos problemas para entrevistar desde Augusto Ferrando a Fernando Belaunde. Así que invitamos a Jorge Esteves, director de El Bocón. A la semana invité a Jorge a uno de esos canjes que nunca faltan. Fuimos al Caplina del buen Fernando Pacheco. Creo que ese día consumimos todo el canje. Chupamos y comimos duro. Luego me invitó a EPENSA a conocer la redacción. Ahí conocí a varios periodistas que hacían El Bocón. Esa fue la primera vez que vi a Daniel.