junio 13, 2015

ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE EL CHAPE DE FÉLIX Y EL CORDERITO ¿Será que robé los presentes de los Reyes Magos para escuchar esto?

Trato de entender. En esta ocasión no quiero juzgar. Quiero entender. Dice el gran Kapuscinski que uno de los trabajos del periodista es entender para explicar. Entender significa incluso dejar a un lado tus ideas, tus conceptos, tu ideología. “El único modo correcto de hacer nuestro trabajo es desaparecer, olvidarnos de nuestra existencia. Existimos solamente como individuos que existen para los demás.. ”
Y pienso:
¿Qué pasó por la cabeza del productor de ATV cuando se venía la escena del beso entre Félix y el “Corderito”? Se habrá preguntado qué hacer, qué actitud tener ante un hecho por demás importante, que no era poca cosa. Quienes veíamos la novela estábamos esperando ese momento, pues se trataba nada menos que del primer beso gay en la historia de la TV brasileña. Supongo que temeroso y confundido por la sensibilidad de nuestro público - tan doble cara e hipócrita que censura y critica Combate pero lo ve de manera multitudinaria, o que pide más cuidado en el tratamiento de las imágenes, pero mira de manera ansiosa los sangrientos noticieros - entre la omisión o el exceso, este pobre productor optó por lo segundo.
Pienso que el embrollado sujeto que ordenó el cintillo “Advertencia, las escenas que se presentan a continuación pueden herir susceptibilidades”, se habrá dicho: ¿Y si no pongo nada seguro que salen a decir por qué no lo hice? Y listo, puso el parche antes de que reventara el chupo.
En lo personal estoy a favor de la unión civil entre las personas del mismo sexo e incluso del matrimonio y la adopción, pero no hay que olvidar que finalmente la TV es un reflejo de la sociedad que la produce. La verdad es que la mayoría de la población no está acostumbrada a ver imágenes de este tipo. Somos una sociedad homofóbica, intolerante, racista, marginadora, cucufata y arrogante. Es una lástima pero así somos. Sé que esa advertencia huele mucho a homofobia pero tal vez fue una simple equivocación. Tal vez hasta haya sido de buena onda. Puede ser que el productor trató de evitar precisamente lo que ocurrió. ¡Vaya hombre, pues se equivocó! No creo que sea para hacer una cuestión de estado. Tal vez el día que cambiemos nosotros, también cambie la TV.
Empecemos entonces siendo más tolerantes.



No hay comentarios.: