octubre 14, 2011

Shakespeare equivocado

¡No, el fútbol no es violento!

Cómo va a ser violento si todos los días se repite, en el parque más verde y en el terral, ese maravilloso romance entre un niño y su pelota. Cómo va a ser violento si en cada barrio, cada minuto, un padre se convierte en director técnico y le enseña a su hijo los secretos del mágico deporte y los límites entre lo lícito e ilícito. Y en el fondo de su alma guarda la ilusión de que su pequeño se convierta en el futbolista que no pudo ser.

¡No, el fútbol no es violento!

Violenta es la gente, los ciudadanos frustrados que expulsan sus rabias en un estadio. Los desadaptados que confunden la tribuna con la esquina más sórdida donde no hay ley ni autoridad. Cómo va a ser violento el fútbol, si junto a su pelota el niño siente que ese juego es incompleto si no hay otro enfrente y por primera vez aprende lo que es compartir dejando que otro use su juguete más preciado.

octubre 12, 2011

Twitter

"Es como un gran árbol en donde trinan muchas aves. El árbol es Internet y cada trino o tweet es un mensaje de 140 caracteres". Con esta frase mi hijo trataba de describirme lo que era Twitter. Era el 2007 y, como tantas veces, el Cholo me explicaba de mil maneras lo importante de esa nueva herramienta. Yo, una vez más, me mostraba escéptico. Así fue siempre. Este era solo un nuevo capítulo de nuestros "encontrones" tecnológicos.