“CONFIRMADO. MURIÓ ALAN GARCÍA”


         8 de la mañana, prendo el celular. Hace unos días tomé la decisión de apagarlo a las nueve de la noche y encenderlo lo más tarde posible. Tengo varias llamadas. Una de Radio América de Washington. Es la que más me sorprende. Si llaman de ahí es que pasó algo. Veo 30 mensajes en el grupo de WhatsApp que tengo con profes periodistas. A estas alturas ya sé que pasó algo. Algo grave. “Alan García se pegó un tiro cuando intentaban detenerlo”. Fotos, comentarios, especulaciones. Escribo que no lo creo. Es mentira, aseguro. Por supuesto que no lo pongo en Twitter, que por otro lado estoy usando menos. Prendo la radio, veo noticias. Me informo y mando un mensaje a Washington para hacer el informe. Salgo al aire. “No hay versión oficial, pero la noticia es que se pegó un tiro. El país está conmocionado”.
Tengo clase a las 10. Queda cerca pero salgo una hora antes.  Los sesenta minutos que paso entre tomar el desayuno, alistarme y ver información, se van muy rápido. De los muchos mensajes que llegan me sorprende uno. ATV asegura que el presidente ya murió. Mando un mensaje al grupo de WhatsApp. ¿La primicia del año o la patinada del año? Tomo desayuno y como tantos zapeo entre CanalN, ATV, RPP y Exitosa. Salgo. Me voy escuchando RPP. El conductor del programa pide serenidad y seriedad. Sin embargo, dice varias veces que hay que respetar el luto de la familia. ¿Ya sabe que murió o simplemente está confundido? Creo que él es el primero que tiene que serenarse. 
Mi esposa está en el gimnasio. Le paso un WhatsApp. No lo cree. Nadie lo cree. Me cuesta creer que todo esté sucediendo.
9.50 de la mañana. Un amigo periodista muy serio me asegura que ya murió. Le mando un mensaje a la editora en Washington. ¿Sales al aire? No. Es confiable pero quiero más fuentes. Llámame en 15. Llego al aula. Prendo RPP.  Chicos, hoy la clase es seguir esta noticia. A diferencia de su compañero, siento muy aplomado a Jaime Chincha. Me da seguridad. Aclara a un ex abogado de Alan García que quiere empezar a llevar agua para su molino político. Jaime sí está tranquilo. Siguen llegando los mensajes. Son las 10.15 y me llaman de Radio América. “Entramos en 5”. Listo. Justo en ese momento leo un tuit de Telesur asegurando que el ex mandatario ya murió.  Acostumbrado a la ansiedad por la noticia de algunos colegas, retuiteo con la pregunta:  ¿Primicia o patinada? Les pido a mis alumnos que estén atentos a la información. Cualquier novedad me avisan. Voy a hacer un informe.
Entro al aire. Presento el comunicado del Ministerio del Interior donde se detallan los hechos. Cuento que por WhatsApp me acaban de confirmar su muerte. Cuento lo de Telesur. Un alumno me dice que Beto Ortiz acaba de confirmarlo en su Twitter. Siendo amigo personal de la hija del ex presidente, era una buena fuente. Se me acerca otro alumno y me dice que Vizcarra acaba de confirmar el fallecimiento. Cierro mi informe con la noticia del día, del año, de la década. Alan García ha muerto. 
Pasó ayer. Aun no me lo creo. 

Comentarios

Entradas populares