agosto 18, 2014

Perú: cocineros y marginales

Pájaros fruteros, raqueteros, burriers, cordeleros, cogoteros, marcas, maras, pirañas, secuestradores, tenderos, sicarios, faites, achorados y atorrantes.

Conforme pasan los años la ciudad cede al imperio del hampa. Y nadie hizo nada importante para parar la avalancha delincuencial. Alan García, Fujimori, Toledo, Alan otra vez, Humala. Y la cosa no mejora. La delincuencia aumenta y con sofisticación. Ahora tenemos sicarios que apenas llegan a la adolescencia.

Y las noticias siguen. La ciudad está sitiada. Robo a mano armada, pescuecero, secuestro al paso, sueñeros, camello, arrebatadores, asaltabancos, riñoneras, extorsionadores. Dar máquina, cohete, bolsiquear, dar vuelta, peperas.

Estadísticamente hablando, y que nadie se amargue, lo que más produjo nuestro país en los últimos tiempos fueron: excelentes cocineros y avezados delincuentes.

¿Cómo solucionamos esto? Meterlos a la cárcel definitivamente no es la solución. Ya sabemos que en el mejor de los casos salen con maestría y doctorado en criminalidad, y en el peor, siguen “trabajando” aun privados de su libertad. Sobre la pena de muerte ya se sabe que no es solución.