enero 19, 2014

Gastón, no nos sigas matando

Wilhelm Reich le salió al frente a Carlos Marx y propuso que el proletariado desarrolle una conciencia sexual antes que una política. Revolución sexual primero, revolución social después. Estoy de acuerdo. Creo que hay mucho reprimido que desfoga sus deseos frustrados en la política. La sociedad sería mejor si viviéramos nuestra sexualidad sin culpas. Y de ahí al infinito y más allá.

Pero quiero ir más allá todavía. No refuto a Reich ni mucho menos, simplemente creo que a la par de esa búsqueda de la libertad sexual debemos buscar la libertad individual que implica, entre otras, comer mejor.

Queremos “cambiar” la sociedad pero no nos atrevemos a cambiarnos a nosotros mismos. La sociedad de consumo, nuestros padres, los medios de comunicación y nuestra ignorancia, nos han convertido en un mono omnívoro capaz de deglutir todo sin pensar un segundo si lo que come le servirá, lo nutrirá o le hará daño. La ignorancia total.

Encima Gastón Acurio nos trata de intoxicar más.

enero 08, 2014

Días sin fútbol

Para Peredo, El Tanque, V. Cisneros, 
R. Montoya, Orderique, Esteves y tantos otros que
 nos cuentan la pasión, las alegrías y tristezas de este deporte que tanto
 queremos.




Días sin fútbol. La pasión entra en receso. Atrás queda el festejo del campeón. Atrás el lamento de los que descendieron. Los estadios cierran y el grito de los hinchas se convierte en un recuerdo que reencarnará en el próximo torneo. Tal vez un sábado de febrero a las 3.30. Ahí estaremos.

El estadio entra en cura de silencio. ¿Existe espectáculo más desgarrador que la mudez de las tribunas? El bombo, la corneta y las banderolas, esas nuevas “armas de destrucción masiva” para algunos, quedan confinadas hasta el próximo amistoso donde presenten al equipo con esos refuerzos que nos volverán a ilusionar...y a decepcionar. Porque el fútbol es como la vida, cíclico, pasan las mismas cosas, solo cambia el nombre de los protagonistas.