septiembre 28, 2013

El Perú en la mesa del costado

No hay que ser un investigador social para darse cuenta de que el país está cada vez peor. No hay que caminar mucho para encontrarse con ese Perú que tanto nos duele. Que tanto lamentamos. Al que por momentos tanto puteamos.

Mañana de sábado. Desayuno en La Baguette. A nuestro costado dos señoras y un niño comen tanto como hablan. Nosotros estamos con Adriano. Es inevitable no escuchar la conversación. Las que conversan son las damas. Hablan de su inconformidad con un colegio. Critican a los profesores. “Dejan muchas tareas para casa”. “Y con el dineral que pagamos”. Una de ellas tiene dejo de otro país.

septiembre 21, 2013

Cristo editor periodístico

Editar un medio es complicado hasta para el propio Cristo.

¿Y qué pasa si un día solo publicamos noticias positivas? ¿Qué tal si de repente todos los editores de revistas, semanarios, diarios, periódicos, folletos, noticieros, programas de investigación; en fin, todos los responsables de cuanta forma de comunicación exista, se ponen de acuerdo y solo dicen cosas lindas y agradables?

No más crímenes, no más violaciones ni marcas. No más policías ni políticos corruptos. De pronto en todos las medios lo bueno se pone de moda y queda proscrito lo malo.

Hace muchos años se hizo un experimento en este sentido y el resultado fue más que interesante.

Año: 1900. Lugar: El pequeño pueblo de Topeka en Kansas, Estados Unidos. Los protagonistas: el sacerdote Charles M. Sheldon, escritor del best-seller Detrás de sus huellas, y Frederick Popenoe, director del Topeka Capital, el diario más vendido del Estado.

El cura era una celebridad. Sus sermones eran tan buenos que con el tiempo se convirtieron en un libro de mucho éxito. Según Irving Wallace y David Wallechinsky, Detrás de sus Huellas se convirtió en el éxito editorial más grande después de La Biblia. ¿El motivo de su éxito? Un personaje que actuaba bajo la lógica de Cristo. ¿Qué haría Cristo si fuera abogado, enfermero o contador? Uno de los supuestos fue preguntarse cómo actuaría Cristo si fuera editor de un periódico. La respuesta no podía ser otra: Cristo no pondría noticias sensacionalistas porque no le gustaban a la gente. Como editor Cristo redactaría noticias sobre la decencia, el decoro y la buena voluntad.

septiembre 12, 2013

Breve manual para despistados periodistas deportivos peruanos con vista al próximo proceso eliminatorio.

¿Cómo debe comportarse un periodista deportivo peruano en un proceso eliminatorio? Aquí algunos puntos que hay que tomar en cuenta según el desempeño de muchos hombres de prensa en los últimos procesos.

En primer lugar debes entender que el periodismo es un negocio y por lo tanto tienes que hacer que el medio venda. Que mientas, exageres o fabules es lo de menos. Lo realmente importante es vender. Vender es una religión que está encima, incluso, de la misma verdad.

Un buen periodista busca un chivo expiatorio. Como es probable que nos empiecen a ganar desde las primeras fechas, lo mejor es buscar un chivo expiatorio que sea el responsable de todos nuestros males. Ejemplos hay muchos: Reynoso, Pizarro, Maturana, Autori, Pepe, Popovic , Uribe, etc; en su momento ocuparon ese lugar. Lo mejor es encontrarlo desde las primeras fechas. Un chivo expiatorio te evitará una crítica profunda, reflexiva y contundente, algo muy exigente para la mayoría de los periodistas deportivos peruanos.