julio 25, 2013

Locura literaria*

A lo largo de la historia el hombre no ha sido nada mezquino al momento de producir comportamientos absurdos, irracionales, desatinos y ridiculeces. El derecho, la medicina, las ciencias sociales y las exactas y porqué no el periodismo, le han servido de escenario para sus más alucinantes disparates. Una de las que más me ha llenado de asombro es la podríamos calificar de locura literaria.

El periodista uruguayo Arthur García Núñez debe ser quien más aportó a la historia de la estupidez literaria. No precisamente por sus obras sino por sus investigaciones . Su devenir por bibliotecas y librerías le hicieron descubrir libros como el Elogio del Desorden, de Gerardo Bauer o La Apología de la Ignorancia de Able Bonnardde. Otros títulos originales que encontró son La Defensa del Snobismo de Marcel Boulenger, En Defensa de la Curiosidad de Emilio Henriot y sobre La Maledicencia de Able Hermant. Cierran esta original lista de extravagancias literarias Luis Latzarus y su Lógica de la Tontería, Esteban Rey y su estudio De La Mentira, Francis de Miomandre y sus Investigaciones sobre el origen De La fealdad, Juan Luis Vaudoyer De La Gula, Eugenio Marsán, de la Pereza y Bertrand Russell, premio Nobel de literatura, con su opúsculo Sobre la Ociosidad.

julio 19, 2013

Atentado contra la democracia

Una vez más los partidos políticos nos llenan de vergüenza. Una vez más el Congreso y su incapacidad para ser trascendente. Una vez más la desilusión es nuestra bandera distintiva. El Instituto de Defensa Legal emitió un comunicado a raíz de los hechos vergonzosos del día ayer 17-7-2013.


Atentado contra la democracia


El día de hoy los peruanos y peruanas hemos sido testigos de cómo la componenda política y los apetitos partidarios han socavado la institucionalidad de dos de los organismos constitucionales más importantes del país para la defensa de los derechos humanos y el control del poder.



La seguidilla de irregularidades como los audios publicados recientemente no dejan duda de la repartija política de la elección. Además, el secretismo cómplice de todo el proceso, la violación de normas constitucionales y legales que rigen el procedimiento y el perfil para la elección de tan altos cargos, y el indignante pacto infame entre las bancadas políticas que estuvieron presentes en la votación, no puede de ninguna manera quedar impune.

julio 10, 2013

Recordando al Doctor Ruedas

Conocí a Gustavo Rivera en 1999 antes de que fuera el “Doctor Ruedas”. Su hermano Alan me vendió su carro con mecánico y todo. Ahí lo conocí, entre sesiones de arreglo y mantenimiento del Ford Laser azul.

Rápidamente nos hicimos amigos. Con Gustavo no era difícil. Era de conversación agradable y trato simple, nada complicado. La sensación que siempre dejaba era la de ser un mecánico que se salía de los estándares comunes. En su taller tenía un piano y en sus ratos libres tomaba clases de violín.

Al poco tiempo lo invité a mis programas de radio y televisión. No fue fácil. Tuve que convencer a la gente que trabajaba conmigo para que el “Doctor Ruedas”, antes de tener ese apelativo, sea aceptado como invitado. Una vez que lo escucharon ya no hubo problemas. Se ganó el puesto.

julio 05, 2013

Sobre flatulencias

Los temas importantes me cansaron. Ahora prefiero los urgentes y, entre todos, uno emerge como burbuja en estanque: el pedo.

Es posible que con solo escuchar la palabra PEDO, algunas almas sensibles hagan click y se vayan con su música y sus pudores a otra parte. No los culpo, pues el tema es para las almas firmes. A ellos, precisamente, os propongo una historia que tal vez pueda interesar.

El tema entró a mi disco duro un día que hojeaba un diccionario de la Real Academia. Sí, ahí, en ese compendio de sabiduría, fuente de consulta de cuanto ratón de biblioteca exista, me encontré con una serie de palabras que jamás imaginé serían parte de tan manoseado libro. En la edición de 1981, página 781 y con permiso de la doctora Martha Hildebrandt, cito los siguientes términos: