septiembre 24, 2006

MISÁNTROPO. (Se sugiere leerlo escuchando Yellow de Coldplay. Gracias Pepe.)

No tengo muchos amigos. Como Malraux creo que en la vida uno tiene pocos amigos. Dice el escritor que cinco es una cifra más que exagerada. "Uno puede considerarse afortunado si tiene cinco amigos en toda su vida". Por supuesto que aquí el término amigo se usa para aquella relación de amor, entrega y profundo compromiso con la otra persona. En realidad se ha devaluado mucho la palabra amigo. Amigo le decimos a cualquiera. Prefiero los grupos pequeños. Mirarnos a los ojos y decir lo que sentimos. Nada de gritos, nada de histerias ni engreimientos. Me encantan las discotecas pero solo para bailar. No aguanto hablar a los gritos. Como Ortega yo también odio las multitudes.

septiembre 11, 2006

Otro ciclo en la de Lima

En medio de la selva africana. Así me siento al inicio de cada ciclo en la Universidad de Lima. En medio de la tundra esperando a ver que aparece. A la expectativa por la inminente llegada de lo inesperado, ante nuevas aventuras, frente a gente que nunca vi y que en algunos casos, se convertirá en entrañable. Como ocurrió antes, como ocurre siempre. Si, en medio de la selva, con los sentidos afinadísimos. Adrenalina por litros, la felicidad total. Me manejo por emociones, por la intuición y esa me dice que este ciclo es especial. No sé si el mejor. Creo que si. Espero que si. Nunca lo dije antes, pero así como aseguro que el anterior, el 2006-I fue el de mayor reto, el que más aprendí de los alumnos, también siento, intuyo que este será el mejor de todos.