agosto 14, 2006

LOS POLITICOS SIEMPRE CON LOS OJOS EN LA NUCA

Parece que en política siempre hacemos las cosas al revés. Cuando apareció la violencia de terrorista, de inmediato los “genios” Belaunde, García y Fujimori, decidieron tomar al toro por las astas y enfrentar la maldición terrorista. Los tres, de diferente manera pero bajo un mismo principio, aplicaron la política de tierra arrasada. Muerto el perro se acabó la rabia. Y en la lucha contra los enfermos de Sendero, se llevaron varios inocentes. Sin embargo se olvidaron de un gran detalle, lo lógico e inteligente era atacar las causas del problema, no las consecuencias. Ya lo dijo La Comisión de la Verdad en su Informe Final: AUN HOY SUBSISTEN EN EL PERU LAS MISMAS CONDICIONES DE DESIGUALDAD QUE PROPICIARON EL SURGIMIENTO DE SENDERO LUMINOSO. Ni Toledo ni mucho menos García han movido un dedo para cambiar esto. Mientras exista pobreza, la violencia terrorista es un problema que puede desencadenarse a la vuelta de la esquina. Y A NADIE PARECE IMPORTARLE. Y como en política siempre hacemos las cosas al revés, ahora también bajo esa misma lógica, se pide la Pena de Muerte para casos de violación a menores, seguida de asesinato. ¿Es que no se dan cuenta que en estos temas aunque se acabe con el perro la rabia continúa? Siempre al revés, en lugar de atacar las causas, el origen del problema, nos vamos a sus consecuencias. ¿Será que no saben, o será que hacen lo que les conviene? La lucha militar al terror, y solo planteada en esa instancia, ¿acaso no convenía a los militares, que así obtenían más presupuesto? ¿Acaso el sociólogo y abogado Alan García, no sabe que es una barbaridad lo que propone? ¿Tal vez lo hace porque quiere ganarse a los sectores populares, especialmente a aquellos que votaron por Humala, o sea los del sur del país. Aquellos que linchan e incendian a la gente que se porta mal? ¿Quiénes nos gobiernan son muy brutos o son muy vivos?

No hay comentarios.: