diciembre 07, 2005

Tres tristes historias (cortitas)

LA “DESINSTALACIÓN” Y LA EDUCACION El premio Nobel J. K. Galbrait dice que no puede haber desarrollo si no hay un buen proyecto educativo. Es decir que aquel país que quiere salir de pobre primero debe educar a su gente. Mientras los profesores japoneses ganan al mes 3 mil dólares, los peruanos cobran 200 cada 30 días. El gobierno de Alemania gasta al año por cada alumno 5 mil dólares. En ese mismo lapso el gobierno peruano sólo invierte 250 dólares por estudiante. De los 60 mil colegios nacionales y particulares que hay en el Perú, sólo 200 brindan condiciones adecuadas para la educación. León Trahtemberg dice que si se pudiera filmar una clase del colegio Nuestra Señora de Guadalupe de hace 100 años y se comparara con las que se imparten hoy, no habrían mayores diferencias. Nuestro presupuesto para educación sólo es comparable al de los países africanos. ¿Sabrán esto los congresistas? NO ENTIENDO LA ECONOMÍA Dicen que los años dan sabiduría pero en materia de economía, por lo menos yo, sigo rebuznando. Por qué un trabajador que gana mil soles paga impuesto a la renta y las Empresas Eléctricas que deberían pagar 50 millones por el mismo concepto no lo hacen. No entiendo por qué el 25 por ciento del presupuesto se va en pagar la deuda externa. “Es para acceder a los créditos”, dicen los expertos. Sin embargo el 2004 esos créditos fueron de 8075 millones de soles y nuestros pagos de 9994 millones. 1869 millones de soles más de lo que nos dieron. A pesar de mis años no entiendo la economía. ¿Acaso alguien la entiende? PRIORIDADES
La mortalidad infantil en el Perú es una de las más altas de América y el Caribe, dice el Banco Mundial. Pero a los congresistas prefieren debatir sobre su bono por “desinstalación” La OPS dice que en el Perú hay 47 mil enfermos de tuberculosis, la tasa más alta de América Latina. Pero Xavier Barrón está más preocupado en el nuevo diseño de la camiseta de la selección. Mortalidad infantil en menores de 5 años: 56 por mil nacidos vivos. “El caso peruano es de los peores de la región”, dice el BM. Para el congresista Alfredo González hay cosas más importantes, como denunciar penalmente a los miembros de la CVR, por los “excesos” cometidos. El país va rumbo al despeñadero y una vez más los políticos miran para otro lado.

3 comentarios:

e dijo...

Bello questo post riguardo a Tres tristes historias (cortitas) , mi raccomando carlos bejarano , cerca di tenere aggiornato questo blog che sembra uno dei pochi interessanti! Vorrei segnalarti il mio sito che parla di risultati scommesse . Solo le migliori informazioni inerenti a risultati scommesse !

Anónimo dijo...

Perú está todavía en el estadio más primitivo.
El Foro Económico Mundial estableció inicialmente un índice de competitividad compuesto por tres grandes factores: macroeconomía, instituciones e infraestructura. Como se ve, todas responsabilidades del sector público. Ahora ha refinado el índice y lo ha desagregado en nueve pilares, que incorporan al sector privado, pues algunos de ellos son su responsabilidad:
1. Instituciones (públicas y privadas)
2. Infraestructura
3. Macroeconomía
4. Salud y educación primaria
5. Educación superior
6. Eficiencia del mercado
7. Disposición tecnológica
8. Sofisticación empresarial
9. Innovación
¿Qué países son líderes en cada sector, y en qué número de cada casillero se encuentra Perú?
En instituciones el número uno es Singapur. Perú está en el puesto 99.
En infraestructura el puntero es Dinamarca. Perú es el número 88.
En macroeconomía, el líder es nada menos que Chile. Perú es el número 55.
En salud y educación primaria la punta la tiene Japón, y Perú es el 68.
En educación superior, el líder es Finlandia. Perú el puesto 74.
En eficiencia de los mercados, el líder indiscutible es Estados Unidos, y Perú el número 69.
En disposición tecnológica, el líder es otra vez Singapur, y Perú el puesto 68.
En sofisticación empresarial, la delantera la lleva Japón, y Perú es el 69.
Finalmente, en la categoría clave de innovación, el liderazgo nuevamente indiscutible es de Estados Unidos, albergue de la mayor cantidad de premios Nobel del planeta, y Perú es un pobrísimo lugar 99.
En esa reunión en Washington, le escuché a David Rothkopf, que fue subsecretario de Comercio con Clinton, esta cifra: cada uno por ciento de desigualdad requiere un crecimiento económico de dos por ciento.
Por tanto, el nuevo “paradigma” tiene que incorporar no sólo macroeconomía o comercio, sino buena política y equidad social.
Por ello, asimismo, las dos propuestas que aparecen en el horizonte están equivocadas o son mancas: aquella que propone “más de lo mismo” de lo que se hizo en los 90, y aquella que propone un nacionalismo reductivista.
Y por ello se necesita lo que he llamado un “centro progresista”.
Mientras escuchaba todas las intervenciones, me rondaba una sola pregunta: ¿cómo hacemos para que, en unos diez años, podamos estar por lo menos entre las primeras 30 naciones del mundo? Esa es la discusión en el Asia: ¿cómo hacemos para estar siempre en las “top ten”, las diez primeras, en todo?
Pero en América del Sur, como se decía en la jerga coloquial de hace unos años, simplemente “estamos en otra”.
Por eso nos vamos a tropezar con la misma piedra cada cierto tiempo.

nicolás³ dijo...

Lo leí en una pared: "En el Perú sólo falta que llueva para arriba"